Wendy Holcombe: Whoa Mule

Si hay un nombre al que no se le ha rendido el tributo suficiente -de ahí la existencia de Hail The Mule!- es El Mulo (no confundir con el personaje de Asimov), a pesar del inabarcable legado que ha dejado a esta nuestra civilización. Empero, tras largos años de arduo trabajo por parte del departamento de Investigación Tributaria de Hail The Mule!, compuesto por dos apasionados becarios norvietnamitas, hemos logrado hallar ciertas obras que, una vez indagados y analizados su origen, autoría, background, etc., sin duda rinden homenaje a esta excelsa figura de nuestra historia.

La música, una de las grandes pasiones de El Mulo (no confundir con el personaje de Asimov), ha sido uno de los ámbitos en los que, a lo largo de las décadas, se ha hecho honor a la grandeza de nuestro autor.

Una muestra la podemos encontrar en esta maravilla de la  música del siglo XX, Whoa Mule, a cargo de la atractiva, virtuosa e ingeniosa juglar postmoderna Wendy Holcombe, catedrática de Historia de la Música por la Universidad de Leipzig. Esta pieza, un clásico en la escuela dodecafónica argelina, fue interpretada durante el mítico ‘I Festival en Honor a El Mulo (no confundir con el personaje de Asimov)’ que tuvo lugar en Whiteville Co., Alabama, en la primavera de 1972.

Asimismo, os dejamos la transcripción ya traducida del diálogo que mantienen tras la actuación la propia Wendy Holcombe y Jerry Clower, máximo exponente de la corriente budista en Alabama durante los 70 y conductor del evento. Esta conversación nos da idea de la altura existencial y la bondad de nuestro autor favorito:

Wendy Holcombe: Oh, el señor Jerry Clower en persona, defensor de la doctrina budista. Wow, eres pura ilusión.
Jerry Clower.: Todo es devenir, jovencita.
W.H.: Me encanta esa postura existencial.
J.C.: Fue El Mulo (no confundir con…) el que me la explicó una noche de juerga. (Risas) Señorita, esa canción sobre El Mulo nos ha dejado realmente impresionados por su belleza sin igual. Todo un homenaje digno de reyes que un dios olímpico en la Tierra merece, sin duda. Él, en su inmensa sabiduría, me regaló este nombre budista. (Muestra el dorso de su camiseta. Aplausos) Uuuuh… El Mulo me dio un nombre y me purificó el alma, pero ¿qué hay de ti?
W.H.: Bueno, él me hizo mujer. Muchas veces. Era un gran amante y clarinetista.
J.C.: Claro, eres joven e impetuosa. Ve a mi camerino y enséñame luego cómo funcionan esos dedos tuyos en mi vacío puro.
W.H.: Sí, señor.
J.C.: Ok, bien. ¡La señorita Wendy Holcombe!

Anuncios

2 pensamientos en “Wendy Holcombe: Whoa Mule

  1. Esa forma de imitar al mulo en el vídeo me ha hecho recordar a un joven capullo que cantaba imitando a un cerdo mientras tocaba el bajo y miraba a su zumbado bateria

    • El Mulo (no confundir con el personaje de Asimov) practicó la alquimia musical junto al histriónico cantante y bajista Grand Frank Railroad con un proyecto revolucionario y vanguardista denominado ‘Porco Rosso’ (1973), antecesor directo del kraut-pig-rock. Esta historia la contaremos en otro momento. Gracias por su opinión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s