Teapot of my love (1984)

En 1984, el sello discográfico CBS (subsidiario de Columbia) contactó con El Mulo (no confundir con el personaje de Asimov) para desarrollar un trabajo muy importante: crear un hit para Marvin Gaye en el Reino Unido que no ofendiera a la sociedad británica más recalcitrante de la época, sobre todo a la Reina de Inglaterra y a la Primer Ministro Margaret Thatcher. A este respecto, la propia monarca declaró en una ya histórica entrevista personal a Absolute Shit UK lo siguiente:

“Cierta gente se ha empeñado siempre en tacharme de racista. ¿Por qué? ¿Porque no hay ningún negro ni ningún asiático en el puñetero servicio? ¿Porque no me gustan sus pelos? Por los testículos de Churchill… Yo les digo no, no soy racista. Un ejemplo es que siempre he sido gran seguidora de Marvin Gaye y todos esos negros de la Motown, como el ciego de la sonrisa y el toca-niños con voz de pito. De Gaye me quedo sobre todo con su excelente ‘What´s goin´ on?’, pero el tipo últimamente se está pasando de rosca con tanto mete-saca. Y encima es Gaye. Sus letras incitan al sexo descontrolado en  barrios marginales de Birmingham, lo que significa un aumento sustancial de la población en los sectores más empobrecidos. Y, venga, más mierda a las huelgas. Y eso no es bueno para Gran Bretaña. La Primer Ministro, la señora Thatcher, no lo quiere ni ver, aunque… ¿a quién cojones quiere ver la muy zorra? Jajajaja, échale un poco de absenta al gintonic, idiota.” (1)

Como apuntaba Her Majesty la Reina de Inglaterra, tras varios éxitos Motown en los sesenta como ‘Ain´t no mountain high enough’ o ‘I heard it through the grapevine’, Marvin Gaye destacó en la siguiente década por sus composiciones soul-funk, R&B suaves y sugerentes, las cuales, a partir de su álbum ‘Let´s get it on’ (1974) solían ir acompañadas de letras un tanto subidas de tono. Estas subidas de tono se acrecentaron sobre todo en su vuelta a la fama en los ochenta con temas como su archiconocido ‘Sexual Healing’ de 1982.

Por ello, la distribuidora pensó que una mente privilegiada y abierta como la de nuestro personaje favorito podría ser capaz de escapar a la censura británica y conformar a su vez al propio Gaye, quien no estaba por la labor de escribir más aquel año. De hecho, podría decirse que más bien estaba por la labor de meterse toda la heroína del hemisferio norte, aunque eso es otra historia. La letra gustó tanto a los de CBS y se adecuaba tan perfectamente a los gustos británicos que se pusieron a grabar con los músicos de sesión contratados a los dos días de recibir el manuscrito. Incluso el propio Gaye estaba entusiasmado con el proyecto, el cual tenía todas las garantías para convertirse en otro nuevo éxito con el que comprar toneladas de caballo, esta vez en las exigentes islas del otro lado del charco. Pero la tragedia se cebó con el cantante y músico aquel 1 de abril de 1984 en que se dirigía al estudio para las primeras tomas de de voz: su padre encontró por casualidad un manuscrito de la canción y, tras una ardua discusión, disparó a su hijo en el pecho. Cuentan los testigos que presenciaron la detención del Gaye Sr. que sólo gritaba: “¡Mi hijo no cantará esa puñetera mierda! ¡Mi hijo no cantará esa puñetera mierda! ¡Antes muerto!”.

Hail The Mule!, en colaboración con la Agrupación de Señoras Mayores que Se Encienden Escuchando a Marvin Gaye (ASMSEEMG) de Cadridge Moonlithead, Gales, y la participación de Absolute Shit UK, tienen el honor y el placer de presentarles en exclusiva “La tetera de mi amor”:

La tetera de mi amor (Teapot of my love)
El Mulo (n.c.c.e.p.d.A.)

INTRO
(voz de chica sugerente, absténganse escocesas)

Oh, sir, échame un poco más, por favor… un poco más…
Eso es… poco a poco… está tan caliente… uff, discúlpame…
introduce la bolsita un poco más… deja que se empape…
mueve tu cuchara un poco más… Oh, sí, oh, sí… muy amable…
Así, así me gusta… ¿Quieres echar dentro toda la leche, por favor?

#ENTRA MARVIN#

#ESTRIBILLO

Oh nena, la tetera de mi amor
hierve cuando me das tu calor.
Oh yeh, sigue, sigue haciéndolo, cariño…
trágate todo el té de mi pasión.

El amor es como una infusión:
las hierbas, nena, somos tú y yo;
el agua hierve de emoción;
uh, oh, agita, agita mi cuchara, por favor,
y verás cómo suelto todo mi vapor.

#PUENTE:
Oh, chica mala, enciende mi hervidora,
y te daré un poco de Earl Grey ahora.

Oh baby, la tetera de mi amor
hierve cuando me das tu calor.
Oh yeh, sigue, sigue haciéndolo, cariño…
trágate todo el té de mi pasión.

Cuando llegan las cinco de la tarde
tu casera va a su grupo de lectura;
es hora de que tomemos, mi amor,
otro exquisito Darjeeling en la cocina.
Y esta vez, ugh… no te lo eches encima.

#Oh, chica mala, enciende mi hervidora,
y te daré un poco de Earl Grey ahora.

#Oh baby, la tetera de mi amor
hierve cuando me das tu calor.
Oh yeh, sigue, sigue haciéndolo, cariño…
trágate todo el té de mi pasión.

#FINAL
Dame, dame todo tu calor, nena…
Oh, vamos, no dejes que se me enfríe…
Dale al fuego, baby, enciende el gas que hay en ti
porque mi hervidora va a hacer ‘chup-chup’, oh sí…
‘chup-chup’ ‘chup-chup’ ‘chup-chup’…

__________________
(1) “Those damned cocksuckers of the Parliament…”, entrevista a HM Queen Elizabeth II, Absolute Shit UK nº 334, 1984.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s